¿Cómo espiar conversaciones de WhatsApp?

La era digital ha facilitado todo, desde la comunicación hasta el entretenimiento. No obstante, también ha reducido la brecha entre los peligros de la realidad y lo digital. Por estas razones puede que tu hijo en WhatsApp, una de las aplicaciones de mensajería móvil más utilizadas a nivel mundial; corra peligro.  Y no es cuestión de exageración, sino de hechos. Por eso, para mejorar los niveles de seguridad de la vida de su hijo, es necesario que conozca como espiar las conversaciones en WhatsApp.

Espiar conversaciones en WhatsApp es más fácil de lo que comúnmente se cree. Solo se necesitan un par de minutos para iniciar el proceso, el cual implica descargar una aplicación e instalarla en el móvil de la otra persona, en este caso, de tu hijo. Eso sí, será necesario tener acceso físico al dispositivo, para poder instalar la app. Dos de las aplicaciones más recomendadas para espiar el WhatsApp de otra persona, son las siguientes: Hoverwatch y mSpy.

1.   Usando Hoverwatch para espiar WhatsApp

Con Hoverwatch el proceso de espionaje de WhatsApp es bastante sencillo. Primero deberás registrarte en alguno de los planes disponibles dentro de su web oficial, y posteriormente instalar la aplicación en el móvil de la persona a espiar. Quizás este último paso suene difícil, pero con tiempo y algo de cuidado, es posible. En caso de que sea el móvil de tu hijo, será sencillo.

En cualquier situación, la aplicación se mantendrá en segundo plano actuando de forma silenciosa y sin que el dueño del smartphone se percate. Esto supone una ventaja, ya que podrás espiar WhatsApp cómodamente y sin que nadie se moleste.

Hoverwatch te permite guardar el historial de toda conversación, e incluso ver en tiempo real si la persona ha realizado alguna video llamada o llamada de voz. Todo desde otro móvil o desde el navegador web.

2.   mSpy, una aplicación que te permite espiar WhatsApp

mSpy es una de las mejores aplicaciones para espiar WhatsApp y por ello no podría faltar en el artículo. Se trata de una app líder global en seguridad y vigilancia, no solo aplicada a WhatsApp, sino a otras aplicaciones.

Como es costumbre en este tipo de soluciones, se deberá, al menos, una sola vez, acceder al móvil de forma física (es decir, poder tenerlo en tus manos para manipularlo), con el objetivo de instalar la aplicación.

En cuanto a su compatibilidad, puede ejecutarse tanto en Android como en iOS. Y, de hecho, la aplicación es ligera y no causará interferencia con el rendimiento del dispositivo en el que esté instalada. Dicho esto, una vez sea instalada, el proceso de espionaje de WhatsApp iniciará automáticamente.

Cuando estés espiando WhatsApp con mSpy, solo tendrás que conectarte a un panel de control único, en donde será muy fácil observar de primera mano lo que tu hijo, esposa o incluso empleado esté hablando en sus conversaciones.

Además de lo anterior, permite tomar capturas de pantalla de forma remota y guardar todas las teclas que han sido pulsadas (conocido como Keylogger). De hecho, si quieres retomar el hilo de alguna conversación ya perdida o eliminada, podrás acceder a un historial almacenado en la nube.

Ambas aplicaciones son de fácil acceso, pero requieren de un pago, por lo general, recurrente, para usar su servicio. Sin embargo, también habrás notado que se necesita tener acceso al dispositivo móvil, para realizar el proceso de instalación, tema que limita bastante su uso. A no ser que quieras espiar personas cercanas a tu entorno, lo tendrás complicado con estas dos aplicaciones.