¿Cómo hackear una red WiFi?

Conseguir entrar en una red WiFi sin ser detectadopuede parecer un proceso complicado, pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que con un poco de práctica puede lograrse, además de contar con aplicaciones y herramientas especializadas para hackear redes WiFi. Si estas leyendo este artículo seguramente sea porque deseas hackear una red inalámbrica y no sabes qué herramientas utilizar o cómo hacerlo. No te preocupes, ya que nosotros hemos recopilado las mejores opciones para realizar este proceso y te las presentamos a continuación.

1.    Wi-Fi Slax: la herramienta principal de Linux para hackeo

Comenzando nuestra lista, el rey de reyes en cuanto a hackeo de redes WiFi. Estamos hablando de Wi-Fi Slax,una distribución especializada de Linux, para lograr entrar en redes inalámbricas que aseguran tener la mejor de seguridad, siendo estas vulnerables frente a este tipo de herramientas.

Esta distribución de Linux dispone de una suite de herramientas capaces de hackear una red WiFi en cuestión de segundos. Entre ellas, la más utilizada es Aircrack-ng; el cual es un comando que debe introducirse en la terminal, para así iniciar el proceso de hackeo.

El único requisito es que tu tarjeta de red disponga de recepción y envío de datos de forma arbitraria. Por el método de seguridad del router “victima” no te preocupes, ya que, con este poderoso sistema de hackeo, no habrá quien pueda resistirse: tanto WPA, como WEP y WPA2 sontotalmente vulnerables.

2.   AirSnort: hackear redes WiFi con Windows

Este pequeño pero potente programa para Windows puede hackear redes WEP en cuestión de minutos. Con AirSnort, es sencillo, a través de la recolección de paquetes entre tu tarjeta de red y el router que quieres penetrar, logrará su cometido. De hecho, el mismo desarrollador indica en su web que, con un total de 100 MB de datos recolectados, el trabajo estará hecho.

Usando esta herramienta, tómate un descanso y deja que AirSnort recolecte los suficientes datos como para realizar el hackeo de la red inalámbrica. Soporta redes WiFi únicamente bajo el estándar 802.11b.

3.    Jumpstart y WPSPIN

Con estos dos programas para el sistema operativo Windows, será muy fácil realizar el hackeo de redes WiFi, que se encuentren protegidas bajo el estándar de cifrado WPA2. La aplicación se vale de la vulnerabilidad del WPS PIN, que muchos router utilizan para facilitar la conexión de dispositivos sin introducir la contraseña de la red. Jumpstart y WPSPIN seusarán en conjunto y generarán una clave “genérica” que servirá para conectarse en el router de la víctima, sin tener el consentimiento previo.

Todas las opciones son gratuitas descritas anteriormente no requieren de mucho conocimiento para ser aplicadas. De hecho, en unos minutos sabrás como utilizarlas y descifrarás las contraseñas de las redes WiFi que quieras. Además, con este tipo de aplicaciones será sencillo verificar la propia fortaleza de tu red en casa, y ver cuanto de vulnerable podría llegar a ser.